Como restaurar una silla de madera tallada

Hace tiempo una vecina le regalo a mi madre una silla de madera donde cada vez que iba a visitarla le decía: «qué cómoda esta su silla maestra». 

Por cierto, nuestra vecina es una maestra retirada de 78 años =).

 

Lamento no haber tomado una foto antes de haber restaurado la silla vieja de madera para hacer un antes y después. Pero en este proyecto descubrí un material bastante interesante que me hizo ahorrar mucho tiempo. Ahora mismo te cuento más.

Cómo restaurar una silla de madera pequeña

En realidad la silla es realmente maciza, aunque visualmente ya tenía despintada las patas y no pude contenerme. Para esta silla pequeña solo habrán 2 pasos, bueno, 3 pasos para ser más precisos.

Paso #1: Lijar superficie

Realmente fue más sencillo de lo que pensaba, ya que en su mayoría las patas estaban casi al 50% despintadas.

Recuerda siempre lijar en sentido de la veta para evitar los rayones sobre la madera porque se acentuarán aún más cuanto se pinte.

lijas para silla de madera
Paso #2: Aplicar barniz tinte

Lo bonito de la madera es que existen diferentes maneras de trabajarla. Una de ellas es aplicar tinta para dar color sin ocultar las vetas y posteriormente usar un fondo para sellar o cubrir los porostal y como lo explico con esta restauración de mesa. 

En el último punto, lo normal es dar algunas pasadas con lija fina para eliminar la sensación áspera que resulta y posteriormente dar otra capa de poliuretano para la terminación. 

Este producto prácticamente es un 2 x 1, combina el color (como la tinta) y al mismo tiempo aplica barniz para proteger y dar el acabado final. Por cierto el acabado final es brillante.

Si quieres darle brillo a otros muebles, puedes ver opciones de pulimento para madera.

Después de lijar la silla, lo siguiente es limpiar la superficie de madera.

Generalmente me ayudo primero con una brocha seca para eliminar el polvo y posteriormente con ayuda de un trapo húmero le doy una pasada.

Para futuros proyectos voy a probar diluirlo un poco con thinner y ver la consistencia.

Paso #3: acabado final

Una vez seco, al tacto noté la sensación áspera que ya te había comentado arriba.

Así que le di una rápida pasada con una lija #320, limpie con el trapo húmedo y finalmente una última pasada del barniz tinte.

Resultado: cómo restaurar la madera de una silla

El descubrir el barniz tinte fue todo un acierto, ya que para pequeños proyectos como una silla va genial para regresarle color y sin demorarte tanto tiempo.

restaurar una silla vieja, despintada y tallada de madera

Aún me falta experimentar más con este producto para terminar de agarrarle maña. Por ejemplo, al no diluirlo con nada lo sentí un poco espeso (aunque en las indicaciones decía que podía aplicarse solo) y en ocasiones sentía que la brocha se detenía en los lugares donde ya le había dado una pasada.

Pero realmente quedo muy satisfecho y contento. Incluso la silla nos ha sacado de apuros cuando llegan a la casa visitas y se nos acaban los asientos 🤣.

Otras guías similares:
RESTAURAR MESA
pasos para lijar y barnizar una puerta
LIJAR PUERTAS DE MADERA